Mundodescargas.com :: Portada
Leyenda Urbana: El hombre del saco
Comentarios
Comparte:
¡Qué viene el hombre del saco! es una frase que se ha empleado durante décadas para asustar a los niños que se portan mal.

Pero el hombre del saco viene de la historia de los sacamantencas.

 
        
Esta leyenda de los sacamantecas se popularizó a finales del siglo pasado, cuando se usaban carros, máquinas de vapor, etc... que tenían que engrasarse muy a menudo para que su mecanismo funcionase a la perfección.

Surgieron rumores de que la grasa humana tierna era mejor que la animal porque es más densa, y se empezó a decir que merodeaban por la calle unos hombres siniestros, con sacos en el hombro, que secuestraban niños y los asesinaban para venderlos luego a un desollador, que se encargaba de extraer las mantecas y pagaban a los secuestradores una buena suma de dinero por cada presa que les traían.

El mito en España aumentó cuando se pusieron en marcha los nuevos ferrocarriles, y casualmente se contabilizaron algunas desapariciones de niños en Barcelona.

Como era de esperar, pronto corrió el rumor de que no era casual y que había algunos sacamantecas por los alrededores que habían raptado a los niños.

Desde entonces, la fama del Sacamantecas se debe más que nada al uso del nombre para asustar a lo niños, a quienes los padres también amenazaban que si no se portaban bien vendría el Hombre del Saco a llevárselos.
Siguenos en Facebook:
Dejanos tu comentario: